Cómo usar el suavizante para ropa Comfort

Los jabones para lavar la ropa limpian tus prendas, pero los suavizantes trabajan mucho más, ya que dejan la ropa lo más perfumada y fresca posible, durante más tiempo. Si querés que tu ropa esté más suave, fresca y con una rica fragancia, el suavizante para ropa Comfort es la solución. 

¿Cómo funcionan los suavizantes para la ropa? 

Los suavizantes para la ropa evitan que tu ropa se desgaste rápido. Con el tiempo, en las fibras particularmente suaves como la lana pueden aparecer bolitas o se pueden enmarañar. El suavizante para la ropa protege suavemente cada fibra y ayuda a que mantengan la elasticidad, lo que permite que tu ropa se vea como nueva durante más tiempo. 

Además, el suavizante para la ropa deja tu ropa más suave, liviana y fácil de usar. Comfort también ha sido especialmente formulado para liberar una gama de aromas de larga duración que deleita los sentidos y le da frescura y fragancia a la ropa durante más tiempo. 

Cómo usar el suavizante para la ropa

Agregar suavizante para la ropa a tu lavado es sencillo; simplemente seguí la guía paso a paso. 

  1. Siempre verificá el dorso del pack del suavizante y asegurate de que se lo puede utilizar en tu ropa. 
  2. Comfort trae una pequeña tapa dosificadora. Colocá el suavizante en la tapa, según las instrucciones de la botella. Colocá el suavizante en la gaveta correcta del lavarropas (revisá el manual de instrucciones, ya que varía según la marca), elegí el ciclo de lavado girando la perilla y el lavarropas se ocupará del resto. El suavizante para la ropa se agrega en la fase final del ciclo para asegurarse de que la ropa conserve la suavidad y la frescura. 
  3. Una vez que la ropa esté lavada, asegurate de que se haya escurrido bien. Tenderla ayuda a que la ropa tenga toda la frescura de larga duración que Comfort le puede brindar.
Washing clothes together
Drying clothes on a line

Qué hay que evitar cuando usamos suavizante para la ropa 

  1. Asegurate de que el suavizante no tenga contacto directo con la ropa, ya que podría dañar la fibra si no está diluido en agua (como sucede en el lavado). 
  2. Almacená el suavizante correctamente para evitar que se espese. Conservá el suavizante en buenas condiciones, a temperatura ambiente y lejos de los rayos del sol. 
  3. Siempre utilizá la tapa dosificadora que traen las botellas de Comfort. Mezclar Comfort con el jabón para la ropa puede volverlo más espeso.
TOP