Cómo dejar tus toallas suaves y mullidas

No existe mejor sensación que la que se tiene al salir de la bañadera o ducha y envolverse en una toalla suave y mullida. Incluso en esos días agitados, nos puede dar una sensación de spa por al menos unos segundos. 

Sin embargo, con los lavados las toallas pierden la suavidad y se vuelven más ásperas y rasposas y te preguntás cómo hacer para que vuelvan a recuperar su suavidad.

Keep towels soft and fluffy

Suavizar toallas en cuatro simples pasos 

Seguí nuestros consejos para suavizar las toallas 

  1. Verificá que estés usando la cantidad correcta de jabón para la ropa: si ponés demasiado, tal vez sea la razón por la cual las toallas estén un poco duras.
  2. El jabón y los productos para el baño se impregnan en las toallas. Lavarlas con un ciclo de agua caliente puede ayudar a quitar todos esos residuos. Acordate del medioambiente y programá un ciclo de agua fría la próxima vez. 
  3. Utilizá un ciclo frío para secar la ropa suavemente: el calor hará que la ropa se percuda. 
  4. Para obtener mejores resultados, agregá tu suavizante favorito para la ropa de Comfort cada vez que laves las toallas (los suavizantes las dejan más suaves y absorbentes). El suavizante para la ropa deja las fibras de la toalla más sedosas y, como sonsecuencia, serán más suaves al tacto. También evita que las toallas se desgasten y las mantiene mullidas por más tiempo.

¿Qué mejor que una toalla mullida? Una toalla que huela y se sienta bien. Cuando se trata de toallas que huelen bien, Comfort te cubre con una amplia línea de fragancias. Utilizá suavizantes para dejar tus toallas en buenas condiciones y para que conserven su frescura por más tiempo. 

Puede que también te guste

TOP