Cómo Puedo Ayudar a Mi Bebé Recién Nacido a Dormir

Una de las preocupaciones más habituales de padres primerizos es el hábito de sueño del bebé. Los bebés no duermen durante toda la noche y muchos se despiertan a cada rato. Pero hay algunos métodos que se pueden poner en práctica para tratar de ayudar al bebé a dormir mejor y, así, ambos van a estar más contentos a la mañana. 
¿Cuándo Duermen los Bebés Durante la Noche?
Existen muchas razones por las cuales los bebés se despiertan durante la noche. Los hábitos de sueño de tu bebé son únicos; algunos bebés pueden dormir durante horas enteras mientras que otros requieren más atención. 
Cuando los bebés y los adultos duermen, es normal que se despierten a la noche. La mayoría de nosotros se despierta cuatro o cinco minutos pero nos volvemos a dormir rápidamente, sin embargo los bebés tienen un tiempo complicado para volverse a dormir. 
Alrededor de los seis meses de edad, los bebés generalmente comienzan a dormir períodos de tiempo más largos, pero es importante recordar que los hábitos de sueño de tu bebé los maneja él mismo. No hay que desanimarse si otros bebés pueden dormir durante toda la noche; con el tiempo lo logrará. 

¿Cuánto Tiempo Necesita Dormir el Bebé?  
A medida que el bebé va creciendo, necesitarán menos horas de sueño. Los recién nacidos duermen la mayor parte del día pero de a ratos. Recuerda la antigua sabiduría: duerme cuando tu bebé esté durmiendo. Necesitas estar lo más descansada posible durante los primeros meses. 
A continuación, se encuentra un listado de las horas aproximadas de sueño que se recomiendan según la edad del pequeño: 

• Recién Nacidos
• Día: 8 horas 
• Noche: 8 horas y media 

• Un Mes
• Día: de 6 a 7 horas 
• Noche: de 8 a 9 horas 

• Tres Meses
• Día: 4 a 5 horas 
• Noche: 10 a 11 horas

• Seis Meses 
• Día: 3 horas 
• Noche: 11 horas

• Nueves Meses – 12 Meses
• Día: 2 horas y media 
• Noche: 11 horas   

Es importante tener en cuenta que los tiempos listados anteriormente son sólo promedios y deben usarse como guía. Cada bebé es diferente. 
Consejos para Ayudar a tu Recién Nacido a dormir Mejor 
Si tu bebé no está durmiendo bien, no te preocupes. Muchos bebés atraviesan períodos de dificultad para dormir. Hay muchas maneras útiles para ayudar a tu bebé a dormir. 
• Deja que Tu Bebé duerma siesta  
Dormir la siesta es muy importante para los bebés, sobre todo para los recién nacidos. Hay que tratar de que el bebé duerma siesta cada dos horas. Cuando un bebé está exhausto puede tener dificultades para dormirse de noche. 

• Poner música ayudará a que se duerma 
Las canciones de cuna se han usado por cientos de años para tranquilizar a los bebés y mandarlos a dormir. Muchas veces los bebés encuentran reconfortante que sus mamás les  canten y los ayuda a dormir. Cantarles en su cuarto a la noche los ayudará a reconocer ese momento con mamá, como el de dormir y no de juego. 

• Enseñarles la diferencia entre el Día y la Noche  
Durante el día, hay que tratar de que la casa esté lo más luminosa posible. Es importante hacer que el bebé escuche sonidos de la casa y brindarles juegos divertidos. Al momento de dormir la siesta, dejar las cortinas y persianas abiertas para que cuando se despierten sepan que es momento de levantarse. 

Durante la noche, asegurarse de que la casa esté oscura, tranquila y silenciosa. Cuando nacen, los bebés no distinguen realmente la diferencia entre el día y la noche. Han estado durmiendo en el vientre durante nueve meses por lo que es normal que eso suceda. Sin embargo, después de unas semanas comienzan a diferenciar el día de la noche y ya pueden adaptarse. 

• Identificar las Señales de que el Bebé Necesita una Siesta
Los bebés no tienen el poder total de la comunicación pero aun así se los puede entender. Si el recién nacido se está tirando de las orejas, cerrando los puños, haciendo movimientos bruscos con sus extremidades o chupándose los dedos, es muy probable que necesite una siesta. 
Buenos Hábitos para ayudar a tu bebé a dormir
Todos adoptamos malos hábitos, es algo por lo que no debemos avergonzarnos. Durante estos meses sin dormir sería difícil evitarlos. Pero cuando se está entrenando al bebé para dormir, es importante dejar esos malos hábitos atrás y empezar una rutina que sirva para ambos. Para empezar, se recomienda lavar la ropa de cama del bebé con Comfort Puro Cuidado para asegurar que su piel delicada esté protegida. 
Hay que recordar que todos los bebés son diferentes y que lo que funciona para algunos quizás no funcione para otros. A continuación, hay otras ideas que se pueden tratar de implementar.
• El Bebé necesita dormir en su cama 
Ya sea en una cuna o moisés, el bebé tiene que saber que cuando él está ahí adentro es hora de dormir. Es importante tratar de que no se duerma en el cochecito o la sillita; necesitan saber lo antes posible que su cama es para dormir. 

• Dejarlos llorar  
Lógicamente, es algo muy difícil de hacer pero puede ayudar al bebé a dormir mejor. A los seis meses de edad, cuando el bebé llora, hay que tratar de dejarlo durante unos minutos para ver si puede calmarse sólo. En general, los bebés saben y recuerdan que si lloran aparecerán los padres para jugar con ellos. El bebé dormirá mejor si puede dejar de llorar por sí solo. 
Sin embargo, este método no es para todos y algunas personas creen que puede hacer que los bebés se vuelvan más dependientes y menos confiados.  

Si dejar que se “desahoguen” no es lo correcto para ti, entonces prueba con esta rutina: 

• Llevarlos a dormir cuando están somnolientos pero aún despiertos. De esta manera, podrán dormirse solos, sin necesidad de acunarlos. 
• Esperar para ir a verlos si se están moviendo. No siempre lloran, a veces sólo hacen ruidos estando dormidos y pueden calmarse solos. Si lloran durante unos minutos, entonces ir a verlos. 
• Permanecer en calma y tranquilos cuando el bebé se despierta de noche. Mantener las luces bajas y no jugar con ellos ni dejar que se despierten por completo.

Tomarse Tiempo para uno mismo
Recuerda: cuando el bebé se despierta de noche, uno también tiene que despertarse. Es un momento agotador y uno necesita cuidarse. Si los abuelos, amigos, hermanos y hermanas ofrecen ayuda, hay que aceptarla. Simplemente dos horas de sueño ininterrumpidas, un buen baño de inmersión o un paseo pueden significar el placer más grande del mundo. 

                                   imagen_comodormiratubebe
 

TOP