Cómo Envolver a un Bebé

A la hora de la siesta o de acostarse, los bebés quieren estar lo más cálidos y acurrucados posibles. La mejor manera de lograrlo es envolverlos. 

Envolver al bebé consiste en hacerlo con una manta alrededor del mismo. Esta práctica los tranquiliza ya que los hace sentir más seguros y los ayuda a dormir sin alteraciones. 

Los bebés recién nacidos están acostumbrados al espacio cómodo y acogedor del vientre de la mamá. El hecho de envolverlos los rememora a ese tiempo. Los padres han conocido la genialidad de esta práctica de envolver al bebé desde el Paleolítico. 

Cómo Envolver a un Bebé 

Si se trata de mantenerlos cómodos y ayudarlos a la hora de dormir, se puede usar una muselina para envolver al bebé.  Si se trata de envolver al bebé para mantenerlos cálidos, se puede usar una manta apenas más gruesa. Sin embargo, hay que estar seguros de que no tengan demasiado calor. 

Revisar la etiqueta de la manta para saber si se puede lavar con Comfort Pure. La fórmula única de Comfort está especialmente diseñada para pieles sensibles y ayuda a mantener la ropa suave y libre de pelotitas. 

Doblar la Manta 

• Colocar una manta suave para envolver al bebé sobre una superficie plana en forma de diamante. 

• Doblar la esquina superior hacia abajo. 

• Colocar al bebé de espalda con el cuello sobre la línea de la esquina de la manta doblada. 

Enrollar al Bebé del lado derecho

• Sujetar suavemente el brazo derecho del bebé al costado del cuerpo. 

• Tirar de la esquina izquierda de la manta y llevarla hacia el brazo derecho y el resto del cuerpo y colocarla debajo del bebé.  

• Enrollar al bebé suavemente hacia la izquierda para envolverlo por completo. 

Enrollarlo de manera segura, pero corroborar de que el bebé pueda mover las piernas hacia arriba y abajo. Si se envuelve demasiado fuerte al bebé puede que no pueda mover sus piernas y esto puede causar displasia de cadera. 

Enrollar al Bebé del lado izquierdo 

• Sujetar suavemente el brazo izquierdo hacia abajo.

• Tirar de la esquina inferior de la manta hacia el hombro izquierdo. 

• Si sobra manta, enrollarla alrededor del brazo izquierdo. 

 Arropar al Bebé 

• Tirar de la esquina derecha que queda floja, luego colocarla por delante del bebé. 

• Enrollar al bebé hacia la derecha para poder envolver la esquina alrededor de su espalda. 

Tener cuidado a la hora de Envolver al Bebé 

La práctica de envolver al bebé existe desde hace miles de años, pero no así los riesgos y complicaciones que puede generar. 

El bebé necesita tener la espalda apoyada sobre la manta en el momento en que se lo envuelve. Mantener cualquier funda suelta, protector de cuna, almohadas o juguetes fuera de su cuna o del moisés. 

Cuando se envuelve al bebé, es importante estar pendiente de él. Es necesario ayudarlo si la manta se enreda y le cubre la cara, o si el bebé trata de enrollarla en su estómago. Comenzará a hacer esto a los dos meses; éste sea quizás el mejor momento para dejar de envolverlo. 

Los Beneficios de Envolver al Bebé 

Swaddling La práctica de envolver al bebé tiene muchos beneficios siempre y cuando se realice de manera segura. Puede ayudar al bebé a dormir por más tiempo sin interrupciones y los hace recordar a cuando estaban cómodos y acogidos en el vientre materno. Al estar sujetado con la manta, el bebé no tiene el reflejo de sobresalto, que ocurre cuando se despiertan repentinamente por un ruido fuerte o cuando lo acuestan de repente.

Mantener al bebé cómodo y envuelto en una manta lo ayuda a dormir mejor y a sentirse más seguro.

TOP