Skip to content
Chica con sombrero

La revolución del slow fashion ¿Estás adentro?

¿Amás tu ropa o amás comprar ropa nueva? Esa la pregunta que todos se hacen en la revolución del slow fashion.

El poder de la moda sustentable

La industria de la moda es la segunda más contaminante en el mundo y el “ fast fashion” es uno de los responsables. El fast fashion nos alienta a comprar más cosas con mayor frecuencia, con consecuencias devastadoras para el medio ambiente.

Cada temporada, las nuevas tendencias hacen estallar las redes sociales: comprar fast fashion para estar a la moda es parte del problema. Estas prendas se fabrican a una gran velocidad para satisfacer las demandas de los consumidores de tendencias y generalmente terminan en la basura cuando pasan de moda o simplemente porque no fueron confeccionadas para durar mucho tiempo. Es hora de terminar con este ciclo.

Tenemos que empezar a ser concientes a la hora de elegir nuestra ropa y a tener en cuenta de dónde viene. Inspirado en el “slow food”, el“slow fashion” es la fuerza de resistencia contra el fast fashion. El concepto es simple: elegí prendas de calidad que duren más y así vas a reducir tus compras radicalmente.

La idea es sencilla. Comprá menos. Comprá mejor ¡Usá tu ropa por más tiempo!

Cuidar tu ropa significa que la valorás y la querés usar por más tiempo ¡El consumo responsable de la ropa ayuda a cuidar el planeta! Es hora de celebrar la moda ecológica que contribuye con la sostenibilidad del medio ambiente.

Convertite en un ícono de la moda sustentable

Cuidar de la ropa que tenés es la clave para comenzar la revolución del slow fashion. Usá los productos para el cuidado de la ropa de Comfort para evitar que se hagan pelotitas en tu sueter de invierno o que tu little black dress se destiña y se convierta en un extraño vestido-medio-negro-medio-gris.

A continuación, te contamos cómo enamorarte de la moda ecológica para ser parte de la revolución del slow fashion.

  • Pensá antes de comprar ¿Está hecho para durar? ¿Me va a seguir gustando dentro de un año? Si la respuesta a alguna de estas dos preguntas es no, entonces no lo compres!
  • Tené a mano un kit de costura. Basta de desechar tu ropa por nada: armate con aguja e hilo y hacele frente a los botones flojos o a los ruedos caídos.
  • Explorá las ferias americanas de tu barrio para encontrar joyas de segunda mano. Incluso podés conseguir prendas vintage que vuelven a ser tendencia.
  • Elegí marcas de moda ecológica. Cada vez son más las empresas que se preocupan por hacer sus prendas más eco-friendly. Investigá un poco sobre quiénes son las que están ayudando al planeta.

El slow fashion significa ropa de calidad con un menor impacto en el medio ambiente. Convertite en un líder del consumo responsable y, al mismo tiemp, mantené tu ropa por más tiempo.